Carta de un Hijo a su Padre…

Querido papi,

Increíble que haya transcurrido un año de tu muerte,
cuando aún está tan viva la tristeza de tu despedida.

Gracias por el legado de trabajo y seriedad que nos dejaste.

Tu pueblo te sigue queriendo y te recuerda con cariño y respeto, y todo ese cariño se sigue desbordando sobre nosotros tu familia, y por eso, gracias.

La mención de tu nombre aún dibuja una sonrisa en los dominicanos, y por eso, gracias.

Y frente a una injusticia de las que se cometen a diario, en este tu país que tanto amaste, siempre habrá alguien que grite desde lo más profundo de su corazón, “carajo, que falta hace Don Freddy Beras-Goico” …. y por eso, muchas gracias.

Por mi parte he hecho lo posible por mantener esa sonrisa con la que pediste te recordáramos, pero ni un millón de sonrisas serán suficientes para llenar el vacío que dejaste.

Espero volver a verte algún día … tenemos que hablar.

Tu hijo, Freddyn.