Regresa el evento muralista “Santurce es ley” con su séptima edición



Las ganas menguaron después del azote del huracán María y “Santurce es ley”, como tantos otros eventos culturales en el país, no se llevó a cabo el año pasado. Pero el próximo fin de semana, del 14 al 16 de diciembre, la calle Cerra volverá a exhibir el talento de artistas del muralismo de Puerto Rico y el exterior que plasmaron en paredes de edificios obras llenas de belleza, crítica social o llamados a la reflexión colectiva.

Alexis Bousquet, director del encuentro que celebra su séptima edición, sostuvo que después del ciclón fue duro ver el deterioro en los murales. La situación que vivía la isla hizo que en lugar de continuar trabajando para celebrar Santurce es ley convirtiera su galería -Instituto de la Subcultura- en un centro de acopio de artículos de primera necesidad para los afectados por María.

Luego tuvimos más ganas de hacer Santurce es ley. Llevamos dos meses trabajando afuera en la calle y casi un año viendo qué es lo que queremos decir. Este año las piezas están tratando de decir más”, explicó Bousquet, quien se encarga de realizar la curaduría del evento, evaluando propuestas y mirando el trabajo de artistas alrededor del mundo.

En esta ocasión la lista de participantes ronda en los 20 muralistas. Además de Puerto Rico, expondrán su arte representantes de Holanda, República Dominicana, Canadá, Estados Unidos e Inglaterra.

Se suman instalaciones

Una novedad de esta edición es la inclusión de más instalaciones y esculturas que complementan la propuesta de los murales. Ejemplo de esta propuesta que ha venido presentándose desde el año pasado es una talla de santo de 10 pies realizada en “foam” por Eric Saunders. El tallador quiso salirse de su propuesta habitual en madera para hacer esta talla distinta que será ubicada en plena calle. Se trata de un personaje barbudo que en su brazo izquierdo tiene una palanca de juey en lugar de una mano, una abierta referencia a Cangrejos, nombre del antiguo sector capitalino del cual Santurce forma parte, y donde se lleva a cabo el evento.

Otro proyecto distinto es de la autoría del artista plástico Mark Rivera. Inspirado en la situación que vive el país -especialmente tras el paso de María- creó una montaña rusa hecha de materiales descartados sobre la cual viaja una camioneta roja.

“Esto es basura, básicamente, todo remendado con lo que encontré por ahí tirado. Levanté un ‘rollercoaster’ como si fuera el país levantándose de la porquería y tenemos la guagua blindada que va a ser la Junta de Control Fiscal, paseando por la isla de Puerto Rico”, explicó el artista sobre el concepto de su pieza que el público podrá observar en movimiento.

Entre los murales más elaborados este año se encuentra el de la canadiense Danae Brissonnet. Su línea de trabajo usual es trabajar criaturas de la ficción con elementos simbólicos del contexto del país que visita. En este caso, tras empaparse lo mejor que pudo del momento histórico que atraviesa Puerto Rico, la artista pintó un animal que, entiende, refleja nuestra actualidad.

Las caras son el mar y los pescados que salen de la boca significan abundancia. Las casitas con el fuego adentro son la energía que se renueva después del huracán, además de que hubo que regresar un poco a lo primitivo para sobrevivir porque no había remedio. El collar que rodea el cuello es la tormenta, las fuerzas naturales de los huracanes, del mar”, precisó.

En el pecho de la criatura hay una flor de heliconia de la cual se alimenta un colibrí, llamando la atención a la riqueza natural que posee la isla que no debe descuidarse, como a veces ocurre.

El dibujo, que cuenta con muchas otras metáforas que puede descubrir el observador, tiene en la parte inferior pinturas realizadas por niños que la canadiense invitó a colaborar con ella.

Entre las artistas mujeres, que forman casi la mitad del total de exponentes invitados a esta edición- está Ana Marietta. La puertorriqueña radicada en Estados Unidos pintó dos aves entrelazadas formando una armoniosa unión.

De la vecina República Dominicana llegó a Santurce es ley Evaristo Angurria, quien pintó a dos mujeres, una de tez roja y otra de piel azul, que se abrazan mientras sonríen.

Este arte en específico fue una sugerencia de Alexis. Me sugirió hacer algo que integrara a ambas cultura, la dominicana y la puertorriqueña y la manera más resumida que encontré de hacerlo fue con un abrazo fraternal entre las dos patrias: Puerto Rico y República Dominicana”, precisó el artista, quien ha realizado un total de cuatro murales en la isla.

Entre los artistas internacionales que dejaron su arte también se encuentra Adele Renault, de Bélgica. Su trabajo es una paloma que pintó tras visitar el Parque de las palomas en el Viejo San Juan, agarrar una en sus manos y tomarle una fotografía con el teléfono, que luego usó como guía.

Como en ediciones anteriores, el artista Abey Charrón realizará una obra que hable de la niñez en la zona. Mientras, el joven muralista Andrés Cortés, que comenzó en el muralismo a los 13 años, demostrará su evolución con la pieza más grande que ha realizado hasta la fecha.

Bousquet precisó que los artistas escogidos para formar parte de Santurce es ley se distinguenpor la calidad de sus obras y, no menos importante, su tenacidad de mantenerse pintando sin importar las limitaciones.

A veces no son tan reconocidos pero deberían serlo. Otras veces son artistas increíblemente talentosos y el evento sirve para que sean más reconocidos”, indicó.

A siete años de haber iniciado “Santurce es ley”, Bousquet se siente animado para continuar gracias a la motivación que le inyecta observar cómo ha podido alcanzar el propósito de diseminar el arte urbano por Puerto Rico, crear vínculos entre artistas locales e internacionales y aportar a la economía local.

“El arte de verdad puede salvar al país”, afirmó. “Estas ideas contemporáneas y más abiertas a la colaboración son el cambio que necesitamos. Hay que empezar a autogestionarnos”, opinó.

Fiesta en la Cerra

Durante todo el fin de semana se presentarán en la calle Cerra artistas emergentes cuyo talento Bousquet considera debe ser reconocido. Entre los planes futuros de esta plataforma se encuentran crear una residencia artística y mantener la creación de obras nuevas durante todo el año.

La meta es llenar toda la periferia de la Cerra. La meta es pintarlo todo”, puntualizó Bousquet.



Source link